Pediluvio: beneficios de caminar sobre piedras

Pediluvio

Pediluvio, Spa La Quinta, Tenerife.

De primeras, el término ‘pediluvio’ nos puede parecer algo raro, pero nada más alejado de la realidad. De hecho, su etimología procede del latín: pes- o pedis-, que se refiere al ‘pie’ y –luere, relacionado con ‘lavar’. Literalmente, el significado del concepto sería ‘lavado de pies’ y su etimología es latina debido justamente a que fueran los romanos quienes consolidaron la celebridad de las termas y balnearios, con sus distintas estaciones de relajación.

No obstante, no se trata de un lavado de pies convencional, sino que ha ido evolucionando con el paso del tiempo y la mayoría de spas y centros de bienestar lo han introducido en su Circuito Acuático como una forma de estimular el cuerpo a través de la sensibilidad de la planta de los pies. Así, va más allá de sumergir estas extremidades en agua a diferentes temperaturas, sino que se ha convertido en todo un ritual en sí mismo.

Un poco de historia: baño Kneipp

¿Alguna vez has escuchado o leído en alguna info del spa diciendo que en sus instalaciones cuentan con un baño Kneipp? No te asustes por el nombre porque hace referencia igualmente al pediluvio. Esa denominación proviene del sacerdote y médico naturista Sebastian Kneipp (1821-1897), quien fue uno de los precursores de la Hidroterapia y de la Medicina natural en el ámbito de la balneoterapia y realzó las virtudes saludables del agua.

El sistema que ideó combinaba el paseo del usuario con los pies descalzos sobre distintos tipos de piedras mientras recibía chorros/baños de agua a diferentes temperaturas, junto con terapias nutricionales, ejercicio físico, fisioterapia y una dosis de espiritualidad -debido a su vocación religiosa-, ya que partiendo una mente sana, el cuerpo era más fácilmente maleable.

Sus teorías sobre las propiedades del agua y los beneficios que proporcionaban en el cuerpo junto con los cambios térmicos han llegado hasta nuestros días y aún hoy continúan aplicándose en los spas y centros wellness.

¿Caminar sobre piedras? Eso es para faquires…

De esta manera, y de forma generalizada, el pediluvio consiste en un pasillo con paredes a media altura a los lados y con cantos rodados o callaos en el suelo. En las paredes suele haber instalados chorros a presión bitérmicos (a dos temperaturas) que activan la circulación a nuestro paso o, también, las piedras suelen estar sumergidas en agua, por lo que al avanzar nos ofrece más resistencia y debemos hacer mayor esfuerzo con las piernas estimulándolas en consecuencia. Igualmente, en la mayoría de los spas existen barandillas que nos ayudan en la progresión por el pasillo, ya que caminar pausadamente sobre piedras suele ser incómodo y algo doloroso para los usuarios, a pesar de sus numerosos beneficios.

De hecho, muchos usuarios se “saltan” esta estación del spa porque no soportan el efecto punzante de los cantos en las plantas de sus pies, una sensación similar a la que se experimenta en las playas o calas de piedra, sin arena, en las que debemos hacer verdaderas peripecias para lograr alcanzar la orilla. Sin embargo, en los spas, los cantos han sido tratados y redondeados para evitarnos un dolor agudo, solo la incomodidad necesaria para que la estimulación de la circulación de los pies y las piernas sea realmente efectiva y elimine la sensación de pesadez.

Beneficios del pediluvio

Sí, en un principio realizar una acción que nos produce cierto dolor parece que no puede aportarnos nada bueno, pero… en este caso es todo lo contrario. La estimulación de la circulación a causa del efecto de los chorros laterales y de los cantos no solo favorece al área directamente afectada, sino también a todo el cuerpo, que se equilibra y regula.

En las piernas, por ejemplo, notaremos cómo el exceso de líquido retenido se va eliminando y, junto con este, las toxinas que vamos acumulando, de la misma forma que ayudamos a prevenir las varices o también denominadas “arañitas”, que suelen salir a causa de una mala circulación o demasiadas horas de pie, sin descanso, afección que sufren algunas profesiones especialmente, como en el ámbito de la hostelería.

Además, aunque muchas veces no los tenemos en cuenta y los machacamos, nuestros pies constituyen el punto de equilibrio de nuestro cuerpo y nuestro organismo, por lo que, si los tratamos y cuidamos correctamente, su bienestar repercutirá en el resto del cuerpo, sintiéndonos más relajados, con una mejor circulación y con una clara mejora de la hinchazón o pesadez de las piernas.

Cuidados extras: todo suma

¿Qué te parece si después de un paseo por el pediluvio terminas de mimar tus pies con otros tratamientos estéticos y terapéuticos adicionales?

Muchos spas ofrecen servicios complementarios como la reflexología podal o masaje de pies que ayuda a calmar el dolor de nuestras plantas de los pies por el abuso que hacemos de ellas diariamente, a la vez que fomenta la oxigenación celular y la eliminación de las toxinas y mentalmente nos aporta la relajación que necesitamos.

Igualmente, servicios como la pedicura, centrada en embellecer estas extremidades para que no solo estén mimadas por dentro, sino también por fuera, puede convertirse en el broche de oro para una sesión intensa de tratamientos podales.

¿Y tú? ¿Eres de los que se lanza sin miedo por el pasillo de cantos rodados o, por el contrario, te cuesta soportar el momento? ¿Cómo te has sentido después de estimular esa zona? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Piel Radiante en 6 meses 

Suscríbete y descarga el ebook
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Por | 2019-10-16T08:57:27+00:00 10 de mayo de 2018|Wellness|

Acerca del autor:

Cliente habitual de centros de spas y thalasso. Apasionada del mundo wellness y redactora de contenidos sobre bienestar y cuidado personal. Para un día perfecto: jacuzzi con burbujas, chocolaterapia y un healthy brunch.

Piel Radiante en 6 meses 

Suscríbete y descarga el ebook
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
close-link