Los mejores alimentos para relajarte

Nuestro día a día normalmente es ajetreado: levantarse con prisas, llevar a los niños al colegio, llegar a tiempo a nuestro puesto de trabajo (con todas las preocupaciones que implica)…; acudir a clases en la Universidad, con una pila de trabajos y tareas que nos ocupan la mayor parte del tiempo y dificultan que encontremos un momento de paz para desconectar de todo y equilibrar nuestra mente y espíritu; etc.

Mientras estamos inmersos en este ajetreo, soñamos con días libres para poder viajar a un lugar remoto o a nuestro apartamento de la playa; acudir a un spa a relajarnos o, al menos, con un momento de paz para estar en casa tranquilos tendidos en la cama.

Pero… ¿sabías que puedes encontrar ese punto de calma en cualquier instante ayudándote de algo tan cotidiano como la comida? Sí, has leído bien. Los alimentos pueden influir en tu organismo y también en tu mente, mejorando la disminución de la ansiedad.

A continuación te enseño algunos de esos alimentos que contribuirán a que mañana mismo comiences a tomarte la vida de otra forma:

Chocolate negro

Chocolate

Esta es buena noticia para los amantes del cacao. ¡Sí! Aparte de los innumerables beneficios del chocolate, uno de ellos es justamente su capacidad de ayudar a reducir los niveles de estrés en el cerebro, debido a su contenido en serotonina, endorfina y dopamina. Eso sí, intenta que sea lo más puro posible, de un 70% hacia arriba.

Miel

Tarros de Miel

Normalmente la usamos para endulzar la leche, tés, tisanas… pero desconocemos sus efectos relajantes. Su secreto consiste en que contiene bastante triptófano, que justamente influye en la disminución de la ansiedad. Además, también es rico en potasio, necesario para nuestro cerebro y cuerpo y que ayuda a su vez a relajar el sistema nervioso.

Avena

Bowl de Avena

En otro artículo, comentaba los beneficios de incluir la avena en nuestras comidas diarias, por ejemplo, en forma de gachas para el desayuno. Y es que no solo se trata de un alimento muy bajo en azúcares, sino que, entre otras propiedades, posee Vitamina B6, conocida por sus efectos anti estresantes.

Leche

Taza de Leche

Cuando necesites calmarte de forma inmediata, un vaso de leche templada o caliente se convertirá en tu mejor aliado. ¿Por qué? Pues porque contiene triptófano, que ayuda a la producción de serotonina y, a su vez, induce a la sensación de placer o distensión. Mucha gente bebe una taza de leche antes de acostarse debido a estas propiedades. Además, mentalmente relacionamos la leche caliente con un sentimiento maternal y de hogar, que ya de por sí nos ayuda a relajarnos porque nos remite a una zona de confort.

Tisanas o infusiones

Taza de Té e infusor

De todos es sabido que las hierbas naturales o medicinales ayudan a relajar los músculos, calmar los nervios, conciliar el sueño… pero, ¿cuáles exactamente? Algunas muy conocidas son la Valeriana, la Manzanilla o la Flor de la pasión. Mención especial cabría hacer a la denominada Caña limón o Citronela, ya que, aparte de sus altas propiedades digestivas y su espectacular aroma, también posee un efecto sedante y relajante del organismo, a nivel físico y mental.

Salmón

Salmón

¿Conoces el ácido graso omega-3? Seguro que sí. Entre sus muchos beneficios se encuentra el de protegernos contra el estrés y nutrir la mente. El salmón en especial contiene en altas cantidades estos ácidos grasos y, si te animas a probarlo con guarniciones originales y saludables, puede convertirse en tu plato estrella. Una forma muy buena de ingerirlo es mediante el sushi, que se ha transformado en todo un ritual y la filosofía y el arte culinario que lo envuelve, si uno está dispuesto a aprenderlos, también favorecen nuestra desconexión de las preocupaciones y la evasión mediante la comida.

Plátano

Manilla de Plátanos

Esta fruta es muy rica en potasio y magnesio, que de todos es sabido que contribuyen a que los músculos se relajen (de hecho, cuando tenemos agujetas después de realizar un ejercicio físico, siempre es recomendable comer plátano). Esta relajación muscular induce a que el resto del cuerpo se termine relajando también.

¿Qué te ha parecido?

Y esto es solo una muestra muy pequeña de todos los alimentos que pueden ayudarnos, tanto a nivel físico como mental, a alcanzar la relajación y el bienestar. Te animo a dejar tu comentario para que nos comentes cómo combinas tú estos alimentos en tus platos o si puedes enseñarnos las propiedades sedantes de otros.

Por | 2019-02-19T09:38:48+00:00 23 de febrero de 2018|Alimentación|

Acerca del autor:

Cliente habitual de centros de spas y thalasso. Apasionada del mundo wellness y redactora de contenidos sobre bienestar y cuidado personal. Para un día perfecto: jacuzzi con burbujas, chocolaterapia y un healthy brunch.