Nudismo en el Spa. ¿Te atreves a ir al spa sin ropa?

Nudismo en el spa

Aunque nacemos desprovistos de ropa, las normas sociales y nuestra cultura nos influyen de forma determinante para acabar relegando los instantes de desnudez a la intimidad del hogar e, incluso, a situaciones específicas, como la hora de la ducha o cuando vamos a dormir, resultando incómodo e incluso inimaginable mostrarnos desnudos en público.

No obstante, según han ido avanzando los tiempos y las conciencias, cada vez se ha aceptado más esta circunstancia tan natural, existiendo playas, campings e incluso pequeños pueblos donde el nudismo está totalmente aceptado.

Esta liberación del cuerpo ha llegado también a los spas y centros de bienestar, al estilo de la tradición finlandesa, donde no existe pudor a la hora de disfrutar de los beneficios de la sauna sin bañador alguno, un hecho absolutamente normalizado por los lugareños.

A continuación voy a explicarte los falsos mitos creados en torno a esta práctica para desmitificarla y acercarte un poco más a su verdadera realidad.

¿Naturista es lo mismo que nudista?

A pesar de que los dos casos se refieran a una situación en la que nos encontramos desprovistos de ropa, guardan ciertas diferencias.

  • Naturismo: ligado a una conciencia de vida más cercana a la madre tierra, con un estado del alma en armonía con el entorno y que desdeña cualquier producto relacionado con el capitalismo y explotación. Se trata más de una forma de vida permanente.
  • Nudismo: situación que se da puntualmente para liberarse de tabúes sociales y culturales, aceptarse a uno mismo y disfrutar sin censura de determinados entornos (playa, spa…)

¿La práctica del nudismo incita comportamientos sexuales?

No cabe duda de que, como razón instintiva en el ser humano, apreciar un cuerpo desnudo puede producir excitación, pero el simple hecho de estar desnudo no implica ningún tipo de connotación sexual en sí mismo. Los finlandeses, suecos… e incluso civilizaciones antiguas, acudían a las termas y baños públicos sin prenda alguna alrededor de su cuerpo, y se trataba de un hecho aceptado por la comunidad.

Aunque debido a la mayor liberación sexual y eliminación de tabúes actuales parece que “todo vale”, los spas que proponen noches nudistas o espacios reservados para el nudismo, solo ofrecen ese servicio de forma literal: la realización del circuito hidrotermal sin bañadores que incomoden ni complejos, sino con el único fin de relajarse gozando de un mejor bienestar físico y mental. Es por ello que se extrema el respeto entre todos lo usuarios, limitando cualquier tipo de actitud que intimide a los demás y pueda provocar incomodidad.

Si lo que se pretende es otro tipo de intención, existen saunas, locales de intercambio… específicos para otro tipo de comportamientos más intimistas, donde todos los que acuden aceptan las condiciones establecidas.

¿La gente que acude a los spas nudistas es por morbo?

A pesar de que el ideal de acudir al spa sin bañador es simplemente disfrutar de la libertad corporal y relajarse sin tabúes (de hecho, suele haber unas normas estrictas al respecto), es imposible reprimir los pensamientos de los usuarios, aunque sí sus intenciones si llegan a incomodar al resto de clientes. Un punto fundamental a la hora de acudir a spas que permiten esta práctica es intentar desterrar de entrada prejuicios que nos convenzan de que lo que nos vamos a encontrar allí solo nos va a azorar y hacernos sentir invadidos personalmente. Nuestra actitud debe ser la misma que si vamos con bañador: disfrutar del bienestar.

¿Un spa nudista es sinónimo de local de intercambio?

A no ser que se especifique claramente y con antelación de que se trata de un local de estas características, un spa nudista o que organiza eventos nudistas no implica que en él tengan lugar intercambios de ningún tipo, más bien al contrario; para evitar esa falsa concepción, los gerentes y monitores del spa se afanan en dejar claras las normas de comportamiento y cívicas para que todos los usuarios disfruten del espacio sin altercados, evitando y cortando de raíz cualquier situación que se aleje de los estándares acordados.

¿Acudir al spa sin bañador es un esnobismo?

De forma generalizada, y aunque los tiempos estén cambiando, aún la palabra “nudista” despierta desconfianza allá donde se coloque. Es por ello que el público en general puede considerar que el nudismo en el spa solo consiste en seguir una moda efímera sensacionalista para llamar la atención de clientes potenciales en busca de experiencias nuevas y morbosas. Y, en realidad, no es así; solo consiste en una opción más de disfrute del bienestar sin pudor y sin intermediarios entre el agua y tu propio cuerpo, una posibilidad de sentirte más cerca del elemento acuático y huir de las normas sociales que seguimos diariamente.

Aparte de desmontar estos cinco mitos relacionados con la práctica del nudismo en el spa, también quiero aprovechar para recomendarte algunos tips básicos para que te sientas a gusto en esas situaciones y que, por consiguiente, el resto de los usuarios también lo esté:

  • No saques fotos: aunque hoy en día no nos separemos del móvil en prácticamente ningún momento, y en el caso de que el spa permita la entrada de aparatos electrónicos, debes respetar la intimidad de los usuarios que están en ese instante contigo y no quieren exponerse públicamente más allá de ese entorno controlado.
  • Intenta no ligar o coquetear: estar desnudo no implica ningún tipo de receptividad para tener relaciones ni a corto ni a largo plazo, ni siquiera para entablar una conversación con un desconocido porque sí, al igual que pasaría si tuvieras el bañador puesto. Respeta a los demás y ten en cuenta que, justamente el hecho de estar desnudo, resulta ya más incómodo a la hora de conocerse por primera vez.
  • Acéptate tal y como eres: en el spa nudista podrás encontrar cuerpos de todas las formas y edades y, específicamente en este punto, radica la esencia del nudismo, en despojarse de la ropa para sentirse libre con uno mismo y aceptar tu propio cuerpo tal y como es. Sentir pudor por estar comparándote con otros o pensar que es el lugar idóneo para que otros te admiren no es una buena actitud para acudir a estos centros de bienestar.
  • Stop curiosos: si la única intención que tienes en acudir a un spa nudista es para ver qué pasa, si hay situaciones eróticas, si se produce alguna situación excitante o deseas conocer a alguien, no es el lugar. No se trata de parques recreativos ni locales de intercambio, sino de entornos distendidos donde sentirse libre corporalmente, en armonía con el elemento acuático y con uno mismo.
  • Evita miradas incómoda y fijas: tanto si estás desnudo como vestido, que una persona se mantenga fija mirándote continuamente genera verdadera incomodidad, sobre todo si no es una situación deseada. Ya que los spas son centros de relajación, evita ese tipo de comportamientos y, si notas que te está ocurriendo, comunícaselo a los monitores a cargo de la sala; ellos tomarán las medidas necesarias.

¿Te animarías a acudir a un spa nudista o a un evento de este tipo? ¿Consideras que hoy en día continúan existiendo tabúes al respecto? ¡Cuéntanos!

Piel Radiante en 6 meses 

Suscríbete y descarga el ebook
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Por | 2019-04-25T15:44:01+00:00 25 de abril de 2019|Wellness|

Acerca del autor:

Cliente habitual de centros de spas y thalasso. Apasionada del mundo wellness y redactora de contenidos sobre bienestar y cuidado personal. Para un día perfecto: jacuzzi con burbujas, chocolaterapia y un healthy brunch.

Piel Radiante en 6 meses 

Suscríbete y descarga el ebook
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
close-link